lunes, 4 de mayo de 2015

Los 6 Finales tipicos de los dramas de television de Corea del Sur

Si bien es cierto que el principio de un drama de Corea del Sur es algo fundamental para captar la atención de los espectadores​​, se puede considerar como una parte fácil de manejar si se compara con el fin de la serie.

Muchos consideran que el final de un drama de Corea del Sur es lo más importante en cada historia. Así que hoy, vamos a enumerar siete finales clásicos en los dramas coreanos. Probablemente hay muchos más, pero vamos a hablar de los que se consideran comunes.

1.- El final abierto, molesto y ambiguo.




Algunos guionistas optan por finales un tanto confusos. Es decir, que el público saque sus propias conclusiones y trate de descifrar el acertijo. Estos te hacen preguntar, "¿se quedaron o no juntos?" o.O.

Lo peor, es que este tipo de pregunta solo te la podría contestar a la perfección el escritor del drama. Así que muchas interrogantes se quedaron en el aire. Así que sólo tenemos que elegir el final que nos haga más felices. Engañarnos a nosotros mismos ^^



2.- El final trágico. Uno o los dos protagonistas mueren.


Este es el peor temor de una fanática de los dramas. Los personajes principales lucharon tanto para estar juntos y de pronto al guionista se le ocurre separarlos para siempre. Tanto melodrama para que nunca terminen de disfrutar su amor.

Cabe mencionar que últimamente muchas series están dejando de lado este tipo de final. No es que me guste, pero creo que los dramas se hicieron populares en gran parte porque no se sabía cómo iban a terminar, y pues ahora muchos de ellos se han vuelto predecibles.


3.- El final "¿Qué acabo de ver?!"


Diga adiós a la lógica ya que en este tipo de final no hay absolutamente ninguna explicación de las cosas que sucedieron. El guionista te ofrece un final sin sentido que nadie vio venir. Aquí te dices y te cuestionas "¿Qué estuve viendo durante todo este tiempo?".




4.- El final feliz.


Todo el mundo en el drama tiene un final lleno de felicidad. Los protagonistas se quedan juntos para siempre. Y la pareja secundaria también lo hace. Incluso el villano se arrepiente de sus errores. Todos los conflictos se resuelven y los rencores se olvidan. Por si fuera poco, todo el mundo se casa! Perfecto, ¿no?

Lo es, pero eso es exactamente el problema. Ir al extremo no siempre es bueno. Aunque te gusta un final feliz, hay que admitirlo, un poco de realismo no sería algo tan malo.



5.- El final extendido



El drama obtiene una extensión debido a su inmensa popularidad. En principio estamos emocionados porque podremos pasar más tiempo viendo a nuestros personajes queridos. Pero pronto descubrimos que esta extensión causa que el final del drama vaya a una velocidad lenta, hay escenas de relleno y sin importancia, y, en lugar de un final bien editado, lo que se obtiene es probablemente un episodio vacío en el que nada realmente sucede. Con esto aprendes que no siempre las extensiones son favorables.


6.- El final equilibrado y perfecto (que casi nunca sucede)



Este es el más raro de todos. El final perfecto que te pone a gusto, pero también añade un sentido de realismo. Tienes el tiempo suficiente para decir adiós a tus personajes favoritos. Este final no va por la borda con escenas de relleno o sin importancia. Lamentablemente estos finales son escasos.

Ejemplo: "Shut up Flower Boy Band", "Good Doctor", "Master's Sun", "The Greatest Love", The Suspicious Hosekeeper".